Heartless

Dijiste que era cruel y es cierto.

No me importa nada de ti a veces.

Pero me desprendería de esto que es un cuerpo,

de la carne, los huesos, las uñas,

todo eso que me estorba,

para atormentarte siempre.

Para no dejarte ir.

Sí, soy cruel y lo admito con el mismo orgullo de las despedidas.

Y algunas veces me invade un impulso caníbal.

Las ganas de arrancarte un pedazo

y masticarte.

¿En qué poema de amor se habla de hacerte parte de mí?

¿En qué película donde chico y chica se conocen y se aman?

Nadie quiere nada de nadie, en realidad,

pero yo quiero lo que te duela.

Si tuviera un corazón, podría amarte, dice una canción,

y es cierto.

Si tuviera un corazón.

Si tuviera esa posibilidad, esa manera de estar en el mundo.

Pero lo único que tengo es esta manera de caminar hacia ti,

el conjunto mecánico de un par de rodillas,

los talones y tendones y esa clase de máquina.

Quisiera decirte lo que ya se dijo antes

y confirmarte que el lenguaje no nos alcanza ni nos derriba,

pero preferiría antes inventar una palabra para describirte que asumir mi derrota.

Y la verdad es que a nadie le importa, tampoco, si lo que decimos lo decimos en serio.

Por eso te repito el inventario,

por todo lo que no sé decirte tengo otra cosa guardada en la bodega.

Lo que hay aquí adentro es el cerillo encendido,

los bidones de gasolina,

las velas bajadas de un barco encallado.

Estoy lista para quemar todas mis naves,

lista para ahogarme en el humo

lista para vestirme de gala y dejarme morir entre flores

lista para que vengas y me veas y me repitas que soy cruel una y otra vez.

Para jugar la última carta.

Contigo.

¿Cuál es el soundtrack adecuado para enamorarse del vacío?

¿En qué minuto de la producción entra la carne dentro de la carne y corta?

Si tuviera un corazón podría amarte,

si tuviera un corazón te escribiría un poema de amor que no tuviera por encima el regusto a cosa podrida.

Pero soy cruel y quiero tu cuerpo adolorido

las marcas de lo que no me conoce

las marcas mías.

Estoy lista para quemarme contigo.

Estoy lista para consumirte.

Así.

Sin corazón.

Anuncios